Reclamando tu Vida

Reclamando tu Vida

por William Lee Rand

traducción: Jeymi

El clima se está calentando y es más agradable, lo que nos permite relajarnos. Pasar tiempo al aire libre parece una buena idea y puedes decidir sentarte en el césped y leer o simplemente disfrutar del aire fresco y mirar los árboles, la hierba, los arbustos y las nubes. Y también hay días de campo, playa, natación, senderismo, ciclismo, y tantas otras cosas maravillosas que hacer. Es increíble lo bien que nos sentimos cuando pasamos tiempo al aire libre. 

Y a medida que observamos la naturaleza, especialmente cuando estamos lejos de la ciudad, en los bosques, las montañas, los ríos, lagos o el océano, es fácil ver que cada cosa viviente crece de una manera única y adecuada para crecer. La naturaleza tiene una manera de dar a la vida la libertad de expresión.

Como seres vivos, también somos únicos en nuestro potencial, en las formas en que es posible para nosotros crecer y en lo que es posible para nosotros experimentar y cumplir con nuestras vidas. Pero a veces, los condicionamientos culturales y las presiones sociales o influencias de las personas cercanas a nosotros, como nuestros padres, hermanos y amigos, nos impiden lograr la expresión de lo que realmente somos. Sin embargo, conforme sanamos y crecemos; los temores, las preocupaciones y las dudas que dirigieron nuestras vidas se debilitan y desvanecen. Recordamos nuestros sueños y esperanzas. Y a medida que el proceso de sanación continúa, las partes significativas de los nosotros mismos se fortalecen y con esta nueva fuerza, comienzan a expresarse.

Este es nuestro propósito para sanar y crecer dentro de la persona que estamos destinados a ser, enfocados en los valores que apreciamos para vivir nuestras vidas desde un lugar de integridad con lo que realmente somos. Si bien hay partes dentro de cada persona que siguen igual y nos permiten conectarnos entre sí, son las únicas partes de nosotros mismos que deben expresar si queremos disfrutar realmente de la vida. También es nuestra singularidad la que más disfrutan los otros. Y lo más importante, la singularidad individual es la esencia de la creatividad y una parte necesaria para lograr nuestro propósito de vida.

Al escuchar la música popular, es fácil decir que los músicos se vuelven populares porque desarrollan un sonido único. Lo mismo es cierto para todas las formas de expresión artística y para la vida en general. Descubrir tus fortalezas únicas, desarrollarlas y hacerlas una parte central de tu vida es la clave para una vida bien vivida.

Así que si hay algo que has estado esperando para hacer con tu vida, y te has abstenido de hacerlo, te animo a confiar en tu anhelo y seguir adelante y hacerlo. Se aventurero, se audaz. Confía en ti mismo y tu capacidad para aprender lo necesario y crear las oportunidades para seguir adelante con tus planes. La vida favorece a los que viven de esta manera.

Este artículo aparece en la edición de verano 2011de la Revista de Noticias de Reiki.

Copyright 2011 Centro Internacional para le Entrenamiento de Reiki

http://www.reikiwebstore.com/ProductPage.cfm?ProductID=592&CategoryID=39