Reiki y el Cancer de Mama

por Raven Keyes

Traducción: Jeymi

En un editorial titulada “Terapia Alternativa para el Cáncer de Mama: Resultados, Retos y Oportunidades”, publicado en abril del 2011 en el “Anales de Oncología Quirúrgica” (Annals of Surgical Oncology,  del autor Sheldon Marc Feldman, MD, FACS; y jefe de oncología de mama quirúrgica en el Centro Médico de la Universidad de Columbia de Nueva York; discute la investigación que apoya sus argumentos para invitar a los practicantes de Reiki a ayudar a sus pacientes con cáncer de mama. Su artículo presenta una visión científica de por qué los pacientes necesitan más que la medicina occidental tradicional con el fin de enfrentar el cáncer. Él afirma inequívocamente que los pacientes que se resisten a los tratamientos probados ,como la cirugía, la quimioterapia y la radiación, son mucho más propensos a aceptarlos cuando se les ofrece en asociación con los métodos alternativos de curación, lo que aumenta sus posibilidades de supervivencia a su enfermedad. Cita el Dr. Feldman:

“En Columbia, hemos iniciado un estudio que incorpora el papel de los practicantes de Reiki y la aplicación de los principios de mente-cuerpo y sanación energética para ayudar a preparar a los pacientes para la cirugía del cáncer de mama y ayudarlos emocionalmente aceptar la pérdida de sus mamas. Tenemos que seguir luchando para proporcionar una atención centrada en el paciente y reducir el estrés y el trauma de la enfermedad.”

Lo que el Dr. Feldman ha presentado en las páginas de esta revista médica es, de hecho, una expresión de la realidad que vive. Para aquellos de nosotros en el campo de la medicina alternativa que lo conocemos, es un hombre de poder, visión y brillo; que tiene la habilidad para inspirar a todo el que lo conoce.

Desde hace varios meses, el Dr. Feldman me ha invitado a unirme a él en su búsqueda por satisfacer las necesidades de sus pacientes. Cuando le preguntan: “¿Cómo me preparo para ésto, doctor?” Les dice que deben considerar el Reiki antes, durante y después de sus procedimientos, porque hay menos sangrado, la presión arterial se mantiene constante, las complicaciones se mantienen al margen, y la curación es más rápida cuando los pacientes reciben Reiki como parte de su tratamiento. Esto ha resultado en muchos viajes a la sala de operaciones para mí, y puedo decir honestamente que no hay dos casos iguales. Las cirugías que se pueden llamar con el mismo nombre: “tumorectomía”, “mastectomía bilateral”, y así sucesivamente, pero el hecho es que cada vida y sus circunstancias es única, y cada momento es totalmente diferente a cualquier otro. Aquí están algunos ejemplos de lo que quiero decir:

Una paciente, Jenny, estaba aterrorizada de someterse a una mastectomía y le pidió a el Dr. Feldman una tumorectomía en su lugar. Después de ver todos los resultados de las pruebas y considerarlo con cuidado, que está de acuerdo que le haría la extirpación del tumor si la patología durante la cirugía apoyaba este curso de acción. La advertencia fue que bajo ninguna circunstancia iba a permitir la posibilidad de poner en peligro su vida.

Por suerte, tuvimos varias sesiones de Reiki de antemano. Nos concentramos en limpiar sus ganglios linfáticos de cualquier tipo de cáncer. Sus ganglios linfáticos eran cruciales y serían el factor determinante de lo que el Dr. Feldman en última instancia eliminaría en el quirófano, ya fueran los tumores o el pecho.

En el día de la cirugía, me encontré con Jenny en el hospital muy temprano, ya que el Dr. Feldman quería que la acompañara a un procedimiento específico antes de la cirugía. Luego de registrarse, fui con ella a radiología. En medio de los rayos X utilizados para identificar la ubicación exacta de los tumores, le di Reiki a Jenny durante la dolorosa inserción de agujas con cables. Estos cables, mas tarde, dirigirían al Dr. Feldman a los tumores durante la cirugía. El Reiki hizo esta prueba de inserción de agujas mucho más fácil de soportar.

Cuando la operación se puso en marcha, como siempre, estaba trabajando junto a la anestesista, enviándole Reiki directamente a la cabeza de Jenny. El Dr. Feldman eliminó los tumores, junto con los ganglios linfáticos, los cuales fueron enviados al laboratorio para su inmediata evaluación. Fue una gran alegría cuando llegaron los resultados como “negativos”, y Jenny pudo mantener su pecho.

En otra ocasión, una mujer a la que llamaremos Nancy tenía que tener uno de sus senos removidos debdio a el tamaño del cáncer. En su caso, decidió someterse a una mastectomía doble para evitar otra cirugía más adelante. El Dr. Feldman quería que ella recibiera Reiki durante la cirugía, pero debido a que su compañía de seguros se negó a pagar una factura muy costosa, ella no tenía el dinero. En su caso, su familia pagó mis honorarios. Nancy tenía un maravilloso apoyo, su marido y su madre llegaron al hospital con ella, y estaban muy contentos de que Nancy me tuviera con ella en esta terrible experiencia. En su caso, se sometió a un procedimiento anestésico justo antes de la mastectomía bilateral, los puertos locales anestésicos se insertaron en su espalda para que el dolor disminuyera durante su recuperación después de la cirugía. Esto también es un procedimiento doloroso, y el Reiki ayudó enormemente a soportarla. Todas estas decisiones y cirugías causan mucho miedo a una mujer al hacerles frente. Sin embargo, constantemente he notado que cuando se les ofrece Reiki, las mujeres se sienten con poder. Ellas saben que está presente alguien que se concentra en una cosa y sólo una cosa: inundarlas con fuerza vital en el momento en que son más vulnerables. Es reconfortante para ellas saber que cuando están bajo anestesia, hay alguien que les llene de la fuerza de amor curativo, que es lo que yo sé que es Reiki: el amor que sana, simple y llanamente. ¿Cómo podemos medir los efectos del amor? ¿Cómo podemos saber la forma en que se está manteniendo a estas mujeres a salvo? Nosotros sólo podemos observar y reconocer el alivio que aporta el Reiki.

El Hospital Presbiteriano de Columbia Nueva York es un hospital docente, cada vez que estoy en el quirófano, hay médicos jóvenes que son expuestos al Reiki por primera vez. “¿Qué estás haciendo?”, preguntan. Sus respuestas son muy divertidas a veces. Una vez cuando respondí: “Bueno, estoy canalizando energía de la fuerza vital universal para su curación,” el médico que me preguntó me dirigió una mirada como si yo fuera del espacio exterior, y dijo: “¿Qué? ¿De verdad? “Sólo me eché a reír mientras el Dr. Feldman decía:” Sí, ella está curando al paciente, incluso ahora mientras hacemos la cirugía. ”

El cáncer en la mujer afecta a toda su familia, y en la mayoría de los casos a una gran comunidad de amigos. Saber que un Maestro de Reiki está presente en el quirófano es siempre una gracia para los que aman a la mujer cuya vida está en la mesa de operaciones, fuera de su vista. Su familia y amigos saben que no está sola en ese lugar tan temeroso. El darse cuenta de que su vida está siendo atendida y alimentada por el poder del Reiki es “bueno” para la familia que es también incalculable. He recibido después cartas de los clientes, diciéndome lo mucho que ellos y sus familias me aman, que para mí es el mayor honor y la parte más gratificante.

Y ahora, aquí hay algo muy especial que quiero compartir con ustedes: yo estaba en un caso hace unos días y me reuní con el Dr. Feldman a las 6:30 am en su oficina para obtener mi cosas. Todos los pasillos en esa parte del hospital estaban a oscuras, él era el único que estaba trabajando. Mientras buscaba las cosas del armario del pasillo oscuro, le mencioné que me había estado preguntando acerca de algo: “Dr. Feldman, he tenido la curiosidad de saber, ¿siente el Reiki durante la cirugía? ¿Nota la diferencia cuando hay Reiki en la sala de operaciones? “” Oh, sí, Raven, lo hago. Creo que el equipo de cirugía general lo siente, a pesar de que probablemente no se dan cuenta de lo que es, “y con eso se dio vuelta por el pasillo hasta su despacho, a su interminable papeleo y un sinnúmero de correos electrónicos, mientras que yo corría de regreso para dar Reiki a su paciente que esperaba su cita a las 7:30 am. con él en el quirófano.

No hay palabras suficientes para expresar lo agradecido que estoy con el Dr. Feldman por darme la oportunidad de llevar el Reiki a las mujeres que tienen sus espaldas contra la pared debido al cáncer de mama. No sólo contribuye a su curación, también les alivia, les trae la confianza en el resultado, les permite “creer” que todo estará bien, y porque el Dr. Feldman lo ha recomendado a sus pacientes lo ven bajo una luz que raya en lo divino. Él también está haciendo posible que otros médicos en otros campos de la medicina para descubran y consideren el Reiki ,como los cirujanos plásticos que vienen justo después de una mastectomía, los equipos siempre cambiantes de los anestesiólogos y las enfermeras. Es maravilloso que el Reiki se está extendiendo en sus corazones y mentes. Me pregunto si el Dr. Feldman sabe lo afortunados que las mujeres y sus familias se consideran por tener a un médico brillante dando lo mejor, la cirugía más avanzada disponible en el planeta Tierra, al mismo tiempo que permite el alivio y el poder amoroso del Reiki para ser parte de su tratamiento . Sospecho que podría …

Centro Internacional de Entrenamiento de Reiki (The Internacional Center for Reiki Training) www. reiki.org