Reiki y Manifestación

Reiki y Manifestación

Por William Lee Rand

Todo el mundo tiene aspiraciones, deseos y sueños. Algunos son conscientes de sus objetivos y están trabajando para alcanzarlos, mientras que otros pueden haber sublimado hasta cierto punto. Sin embargo, todavía existen dentro del subconsciente, esperando una oportunidad para nacer. Crecer, desarrollarse y expandirse es una parte natural de estar vivo y todos tenemos ese potencial para desarrollar nuestra vida de una manera u otra.

Hay muchas maneras de lograr nuestras metas, desde lo habitual a lo esotérico. Manifestar es una manera de atraer las cosas y las condiciones en nuestras vidas que implican un uso más directo de la mente y las fuerzas psíquicas. El uso de la manifestación aumenta lo que se percibe como suerte; las personas y los recursos se vuelven más disponibles para ayudarte a alcanzar tus metas. Las ideas vienen más fácilmente y por lo general hay un mayor nivel de motivación para hacer lo que tienes que hacer.

Los fundamentos para la manifestación incluyen tener una idea clara de lo que quieres lograr, creyendo que lo lograrás y añadiendo una fuerte energía emocional positiva al proceso. Una vez que tengas la idea, la creencia y la emoción, combínalas en una imagen y libera la imagen con la expectativa de que en la dimensión más alta de la creación, se logra. Entre mejor puedas hacer esto, más éxito tendrás en manifestarlo.

Por supuesto, que por lo general es necesario darle seguimiento al proceso con planes de acción prácticos; pero mediante el uso de una técnica de manifestación, las cosas suelen ocurrir con mayor facilidad y rapidez.

La manifestación funciona y puede ayudarte a alcanzar sus metas. Sin embargo, a menos que se utilice con sabiduría, puede conducir a resultados no deseados. El ego no sabe necesariamente lo que es mejor para ti y al seguir tus deseos, es posible manifestar las cosas que no son saludables para ti. Seguir los deseos del ego te puede llevar lejos de tu camino espiritual y el uso de la manifestación por el ego te llevará lejos aún más rápido. Al principio todo puede parecer muy bien y el ego se siente bien, pero con el tiempo, si es tu ego al que estás siguiendo, vas a terminar con más problemas que antes y menos feliz también. Si lo que manifiestas causa problemas y utilizas la manifestación para contrarrestar esos problemas, la situación podría envolver más dificultades de las que puedas manejar. Y al mismo tiempo, lo más probable será la creación de karma para ti que estará regresando sin importar cuantos ejercicios de manifestación hagas para conseguir que se vaya. La manifestación también se puede utilizar de forma competitiva que dañen a otros y atraigan energías negativas. Y es posible que la gente te haga cosas que no habrían hecho y que se arrepientan de haber hecho. La manifestación sin sabiduría o que se manifiesta desde un lugar sin cicatrizar puede crear resultados no deseados que a menudo se vuelven obvios sólo después del hecho.

Una de las leyes del universo es que siempre hay un camino mejor. En cuanto a la manifestación, el mejor camino es permitir que la sabiduría divina guíe tu proceso de manifestación. Para esto, es necesario hacer el ego a un lado. Sólo de esta manera el poder divino puede entrar a tu vida. Luego, necesitas un método para conectarte con lo divino y permitir que guíe y fortalezca tu vida. Al hacer esto, la mente divina te guiará hacia las metas adecuadas para ti y satisfacer tus verdaderas necesidades internas en lugar de perseguir los deseos del ego que a menudo son poco profundos y traen una satisfacción a corta plazo.

El Reiki es una manera maravillosa de traer la guía divina a tu vida y guiar tu proceso de manifestación. Para usar el Reiki de esta manera, comienza usando el símbolo de distancia para enviar Reiki a la fuerza de la guía divina. Una vez que hayas establecido esta conexión, di una oración como: “Guíame y fortalece mi vida para alcanzar los logros mayores que la sabiduría divina puede manifestarse a través de mí”, o algo similar. Haz esto antes de empezar el día, y durante todo el día, mantén una mente abierta acerca de la dirección que toma tu vida o las metas que la sabiduría del Reiki te está guiando a alcanzar. Toma notas y medita sobre lo que viene a ti. Verás que conforme practicas este proceso día tras día, los golpes de suerte se producirán y te guiará a situaciones con personas o experiencias que te proporcionan una mejor comprensión de ti mismo y de lo que es mejor. También se llevarán a cabo experiencias sanadoras que te ayudan a liberar o trabajar bloqueos para que alcances un éxito verdaderamente significativo. A veces se te guiará a hacer cosas que parecen difíciles al principio, pero una vez que los aceptes y comiences a hacerlos, los recursos y la gente va a estar ahí para ayudarte. Verás que estás creciendo y desarrollándote en formas que son adecuadas para ti y un nivel mas profundo de felicidad comenzará a desarrollarse dentro de ti.

Cuando se hace evidente que estás siendo guiado para lograr objetivos específicos, usa el Reiki para alcanzarlos escribiendo tu meta en un pedazo de papel, colocándolo entre tus manos y dándole Reiki. Luego, crea un plan de acción positivo para lograr tu objetivo y llevarlo a cabo, estando siempre abierto a la posibilidad de cambiar tu plan a la luz de una mejor información y orientación más clara.

Vivimos en un mundo que puede ser verdaderamente benigno para cada uno de nosotros. Hay posibilidades ilimitadas y un camino cada vez más alto a seguir. El uso de la manifestación es una herramienta de gran alcance, y puedes alcanzar tu mayor objetivo cuando lo utilizas con sabiduría. El uso del Reiki es una manera maravillosa de liberarnos de la ilusión de los deseos del ego y permitir que lo divino manifieste todo lo que experimentamos.

Copyright 2007 Centro Internacional para le Entrenamiento de Reiki

http://www.reikiwebstore.com/ProductPage.cfm?ProductID=382&CategoryID=39